El accionar de mujeres restauradoras de ecosistemas

Language(s)

Analí Bustos

Hace algunos meses, junto a dos amigas decidí iniciar la grabación de un podcast en español. Andrea vive en Canadá, Tamara en Estados Unidos y yo en Argentina, por lo que tomamos las grabaciones como una excusa para mantenernos en contacto y contenidas en los difíciles momentos que la pandemia nos presenta. Este espacio, llamado “Tetulia Podcast” nos está dando enormes satisfacciones y eso se debe en parte a que estamos entrevistando a personajes importantes de diversas áreas, que enriquecen nuestras charlas y el disfrute de los oyentes.

Una de estas personas fue Valer Clark Austin. Esta artista neoyorquina, hace 40 años, debió mudarse circunstancialmente a vivir a “El Coronado”, un rancho de casi 2000 acres ubicado en el sur de Arizona, Estados Unidos. Al poco tiempo de llegar, Valer comenzó a percibir las duras condiciones ambientales que el lugar presentaba: La tierra había sido pastoreada tan implacablemente que la hierba se había agotado, los arroyos estaban profundamente erosionados y secos la mayor parte del año, y el suelo era polvoriento y reseco. Con tal daño a la tierra y pérdida de vegetación, el ciclo de lluvias de la zona comenzó a ser mucho más drástico:  Cada año, con la llegada de los monzones, el agua caía en cascada por montañas y laderas, sin vegetación que lo frenara, barriendo rocas, matorrales y tierra; tallando cañones y cárcavas cada vez más profundas y pedregosas.

Frente a esta situación, Valer y quien era entonces su esposo Josiah, sin tener conocimientos sobre ciencia o técnicas de ningún tipo, decidieron poner manos a la obra. Inicialmente determinaron que en el rancho no habría vacas, es decir, eliminaron el pastoreo. En segundo lugar, se contactaron con un grupo de hombres de una aldea en el centro de México cuyos antepasados ​​habían estado construyendo presas de roca durante cientos de años. Juntos, construyeron presas más grandes llamadas “gaviones” y “trincheras”, poniendo rocas en jaulas de alambre, unidas entre sí. Lo que hicieron fue construir “pequeñas represas” que permitieron que el agua continúe fluyendo desde la cima de la montaña hacia abajo, solo a un ritmo más lento. Construyeron tantas de estas represas que ella no recuerda cuántas; en sus palabras “pararon de contar en la número 20.000”. Con el paso del tiempo estas acciones tuvieron efecto: El ciclo y dinámica de los ríos de montaña volvieron a sus estados normales y con ellos llegó la vida. Pastizales, arbustos, aves, peces, mamíferos, insectos, todos se hicieron presentes nuevamente.


Photo: Chris Crisman (https://www.oprah.com/world/valer-austin-transforming-dead-land-in-mexico/allhttps://www.cuencalosojos.org/)

El trabajo de Valer y su gente no se restringió a El Coronado; luego de ver el efecto que el manejo del agua en la montaña trajo al ecosistema, continuaron comprando tierras y creando proyectos de restauración. Al día de hoy, cuentan con grandes conquistas: la creación de Fundación Cuenca Los Ojos, organización que incluye a varios educadores, científicos, ganaderos locales y agencias gubernamentales, para recuperar y mantener los pastizales en el área, así como restaurar los hábitats y su biodiversidad. Sus logros son increíbles, en México llevan protegidos más de 130.000 acres y 5,000 acres de pastizales restaurados; también han creado programas de protección de varias especies en las montañas Chiricahua, Arizona.

«Si yo pude hacerlo, y puedo aún, cualquier persona puede” – Valer Clark

Este año Valer cumple 82 años y me emociona decir que entrevistarla fue, literalmente, un shot de energía. Habla con la misma pasión y ganas de quien acaba de iniciar una tarea divertida. Sigue teniendo la convicción de que aún estamos a tiempo de hacer muchas mejoras por nuestro planeta, que cualquier edad es la correcta para empezar, y que lo único que se necesita es ganas de hacer. Personalmente, siendo yo también una mujer y restauradora, me sentí profundamente inspirada por su historia, me demuestra que estoy en el camino correcto y de que aún queda mucho por alcanzar.

La entrevista completa está disponible para ser escuchada en las siguientes plataformas de podcasts:

Anchor: https://anchor.fm/tetulia

Breaker: https://www.breaker.audio/tetulia

Google Podcasts: https://www.google.com/podcasts?feed=aHR0cHM6Ly9hbmNob3IuZm0vcy8zZjAyMTFhOC9wb2RjYXN0L3Jzcw==

Pocket Cast: https://pca.st/s7q3okst

Radio Public: https://radiopublic.com/tetulia-WY0Oll

Spotify: https://open.spotify.com/show/6HpninNoKFnBrAFqKP6xqa

Analí Bustos

Proyecto Reserva Natural Monte Alegre

El Espinal is one of the most degraded forest ecosystems on the planet. We have lost much of its diversity and surface, while many people are not aware of its particularities and richness. At Monte Alegre, we work for the ecological and social restoration of our forests. Restoration must plant seeds in the earth, but it must also plant seeds in the hearts of people. This is the only way that can allow restoration results to be enduring over time.

 Instagram: @li.bustos@proyecto.rn.montealegre

 Twitter: @bustos_anali 

Want to connect with Anali? Write to restorationstewards@gmail.com

We want you to share this article, which is licensed under Creative Commons Attribution-Non Commercial-Share Alike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0). This means you are free to redistribute our material for non-commercial purposes. All we ask is that you give appropriate credit and link to this content, indicate if changes were made, and distribute your contributions under the same Creative Commons license. You must notify us if you repost, reprint or reuse our materials by contacting info[at]globallandscapesforum.org.


Deja un comentario

Supporting partners

Under the banner of Generation Restoration, the Youth in Landscapes Initiative (YIL) and the Global Landscapes Forum (GLF) launched the Restoration Stewards program in 2020 to support and highlight the work of six young restoration practitioners and their teams, dubbed ‘Restoration Stewards’. The year-long program provides funding, mentorship, and training to deepen the impact of these projects.
In 2021, the Restoration Stewards and their teams will be supported to further develop their project and will become ambassadors at both global and local levels. Globally, the Restoration Stewards will share their journey in a series of vlogs and blogs documenting their stories of inspiration and challenges. Locally, they will spark a restoration movement, creating pathways to connect, share, learn, and act for more sustainable landscapes.