Descubriendo la biodiversidad de El Salvador: ¿Qué intentamos proteger? 

Cerro Tecana pertenece a una cadena de cerros que rodean la ciudad de Santa Ana en El Salvador. Este corredor biológico conecta diversas áreas naturales de características similares. Habitantes de Santa Ana han notado que el cerro parece perder su vegetación durante el verano. Sin embargo, este es un fenómeno característico de un bosque seco caducifolio, en el que los árboles dejan caer sus hojas a falta de agua. 

Cerro Tecana posee una gran biodiversidad. Su vegetación, propia de este tipo de bosque, es hogar de diversas aves, mamíferos y artrópodos, entre otras especies que cumplen importantes funciones en este ecosistema. Sin la vegetación clave, un suelo saludable, recursos hídricos y más elementos, no sería posible garantizar su supervivencia.

El buen manejo forestal permite que estas especies cuenten con las condiciones necesarias para cumplir su ciclo de vida y lograr un ambiente sustentable. Con nuestro proyecto, por ejemplo, protegemos los campos de flores silvestres. Estos albergan diversos polinizadores que ayudan a prosperar los cultivos de la comunidad. 

Como líderes ambientalistas, nuestras acciones para la protección, conservación y restauración del bosque de Cerro Tecana son posibles gracias al arduo trabajo de los voluntarios y las instituciones que apoyan nuestras iniciativas. Frente a la crisis climática global y para garantizar un mejor futuro, proponemos soluciones basadas en la naturaleza, sumando bosques en nuestra región. 

Article tags

BiodiversidadRestauración de bosquesRestauración Ecologica

Deja un comentario