Comunidades participativas: estrategia de conservación y restauración del proyecto Suma un Bosque

Language(s)
19 julio 2022
Gabriela Gavarrete

«Con el tiempo se han abordado diversos enfoques de trabajo para el cuidado de la naturaleza. Unos de los más importantes, en la actualidad, son aquellos que involucran a las personas locales en las acciones de conservación.»

– Edgard Vanegas, Equipo Impulsor del Acuerdo de Escazú en El Salvador

Los planes de conservación y restauración son una forma de mitigar la degradación acelerada de ecosistemas, generalmente en función de la vida silvestre y los recursos naturales. Una de las problemáticas socioambientales en El Salvador es la intervención total o parcial en las áreas naturales por actividades antropogénicas. Esto se debe a que es uno de los países más densamente poblados con relación a su extensión territorial. Según el Banco Mundial, El Salvador cuenta con aproximadamente 315 habitantes por km2.

La efectividad de los proyectos de conservación depende de las estrategias que sigamos para cumplir los objetivos de nuestro territorio. Pensando en ello, estamos implementando un modelo de planificación participativa con el proyecto Suma un Bosque. Consiste en estructurar una ruta de trabajo pensada desde la participación de las comunidades locales, que incluya sus necesidades y las del ecosistema.

Comunidad Lomas del Tecana, Santa Ana, El Salvador

Marcela Aldana, “Doña Marce”, es una lideresa comunitaria de Lomas del Tecana, donde se lleva a cabo Suma un Bosque. Desde el nacimiento en 2016 de la organización Un Pulmón Más –que apoya el proyecto–, Doña Marce y su familia abrieron las puertas de su casa a los jóvenes voluntarios.

La iniciativa de estos voluntarios consiste en proteger y restaurar el bosque, además de desarrollar actividades de educación ambiental junto a jóvenes de la ciudad de Santa Ana. Estos últimos, desde sus áreas profesionales, han contribuido a que la organización sea una de las más conocidas de la zona occidental del país.

Todos los habitantes del Cerro Tecana se han visto afectados por la deforestación y quema de árboles, a tal punto que el río que pasaba frente a sus casas desapareció hace unos años. Doña Marce está convencida de que apoyar la iniciativa de restauración del cerro beneficiará tanto a sus habitantes como a las futuras generaciones.


Avance de Suma un Bosque en 2022

Uno de los objetivos de nuestro proyecto es capacitar a las comunidades hacia el desarrollo sostenible de su ecosistema. En esa línea, con agricultores de la comunidad, este año implementamos un sistema agroforestal de cultivo de maíz y árboles forestales. Por el tipo de suelo y su pendiente, los árboles brindan estabilidad en el terreno y previenen deslaves, además de ser barreras naturales contra tormentas y vientos fuertes.

Gracias al programa Restoration Stewards, hemos organizado actividades de reforestación con mayor eficiencia, pues contamos con las herramientas adecuadas y los recursos para brindar el mejor mantenimiento a la plantación. También hemos tenido mayor alcance en cuanto a voluntarios, autoridades y habitantes locales, quienes han manifestado su interés por unirse al proyecto.

Una de nuestras metas es generar planes de acción que incluyan manuales de manejo forestal y buenas prácticas agrícolas. Estos se ejecutarían por medio de talleres y capacitaciones, brindando herramientas para generar un equilibrio entre las necesidades humanas y la salud del bosque.

El trabajo desde las comunidades no es sencillo; siempre se encuentran adversidades difíciles de manejar. Sin embargo, cuando se comprende el rol de estas en el cuidado de la naturaleza, se encuentra la ruta a seguir para procurar la salud de los ecosistemas.

La restauración del bosque está en las manos de los que viven en él.

Santa Ana, Junio_julio 2023 La joven Gabriella Gavarrete, preocupada por la reforestación y la conservación de los ecosistemas, se ha dado la tarea de rescatar el cerro Tecana, en Santa Ana, luego de ganar un proyecto junto a seis jóvenes que a nivel mundial que forman parte del programa Embajadores de la Restauración del Global Landscapes Forum 2022. Esta organización fue creada en 2013 y promueve el desarrollo sostenible para combatir el cambio climático con ayuda de las comunidades locales. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Gabriela Gavarrete

More by

See all stories by  

We want you to share this article, which is licensed under Creative Commons Attribution-Non Commercial-Share Alike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0). This means you are free to redistribute our material for non-commercial purposes. All we ask is that you give appropriate credit and link to this content, indicate if changes were made, and distribute your contributions under the same Creative Commons license. You must notify us if you repost, reprint or reuse our materials by contacting info[at]globallandscapesforum.org.


Deja un comentario

Supporting partners

Under the banner of Generation Restoration, the Youth in Landscapes Initiative (YIL) and the Global Landscapes Forum (GLF) launched the Restoration Stewards program in 2020 to support and highlight the work of six young restoration practitioners and their teams, dubbed ‘Restoration Stewards’. The year-long program provides funding, mentorship, and training to deepen the impact of these projects.
In 2021, the Restoration Stewards and their teams will be supported to further develop their project and will become ambassadors at both global and local levels. Globally, the Restoration Stewards will share their journey in a series of vlogs and blogs documenting their stories of inspiration and challenges. Locally, they will spark a restoration movement, creating pathways to connect, share, learn, and act for more sustainable landscapes.